Llegó la hora. Vamos a levantar el telón y desvelar todas esas mentiras que las Agencias de Marketing e Inbound Marketing llevamos repitiendo a los clientes durante tanto tiempo. Sí, nosotros también somos culpables de algunos de estos mensajes erróneos que tantas veces se han venido repitiendo en blogs, conferencias, presentaciones, etc.

Nuestro Ranking de las mayores mentiras contadas por las Agencias de Inbound Marketing a sus clientes

#1 El Outbound Marketing está muerto. El Inbound Marketing es la única manera de conseguir leads y clientes

Esta es, probablemente, una de esas grandes mentiras que nos encanta repetir a las agencias de Inbound Marketing. Suena lo suficientemente categórica como para mover de su silla a cualquier responsable de ventas o marketing de una empresa, así que ha resultado muy efectiva a la hora de poner el Inbound Marketing “en el mapa”.

Los fabricantes de software de markerting automation se han beneficiado habitualmente de este planteamiento. Sin embargo, decir que el Outbound Marketing está muerto y que el Inbound Marketing es la única manera de conseguir clientes es mentir. De hecho, en uno de nuestros anteriores posts, ya comentábamos lo útil que podía resultar la aplicación de técnicas Outbound como el SEM para acelerar el proceso de obtención de leads. Además, siempre proponemos a nuestros clientes utilizar SEM, continuar con su método actual y, si es necesario, emplear técnicas de Growth Hacking.

En la misma línea, el email marketing ha sido fuertemente criticado como el resto de técnicas, supuestamente, intrusivas. Sin embargo, se trata de uno de los canales más relevantes a la hora de comunicarse con los leads cualificados.

Es más, cualquier herramienta tradicionalmente considerada Outbound o intrusiva, puede ser una excelente manera de captar potenciales clientes, siempre y cuando se haya procedido a una adecuada segmentación del público objetivo.

#2 El Inbound Marketing utiliza medios digitales y el Outbound Marketing utiliza medios tradicionales

Esta mentira ha sido fundamentalmente empleada para motivar a los gestores de un negocio a trasladar sus presupuestos de marketing desde los canales tradicionales hacia los canales digitales. ¿Quiénes salíamos ganando? Las agencias de marketing digital, por supuesto.

De nuevo, esta afirmación es una simplificación exagerada de la realidad y, sencillamente, no es cierta. Si alguna vez has estado navegando en internet para encontrarte rodeado de estímulos publicitarios y reclamos de todo tipo, es muy probable que hayas sido víctima de todo un conjunto de técnicas Outbound pésimamente utilizadas.

Ese tipo de interrupciones en tu navegación tienen lugar, obviamente, en un entorno digital. De manera que no se puede afirmar que el Outbound Marketing es propio únicamente de los medios tradicionales.

Como tampoco, se puede decir lo contrario. Es cierto que, por ejemplo, la televisión y la radio tradicionalmente lanzaban mensajes publicitarios a una audiencia totalmente generalizada. No obstante, en la actualidad, hemos asistido a una gran fragmentación de los canales tradicionales y su correspondiente segmentación en grupos de interés o audiencias específicas. Además, no todo el marketing en la televisión o la radio consiste en mensajes publicitarios. También se pueden proponer contenidos de calidad con los que mejorar la imagen de la marca y, en último término, atraer a un público interesado.

Además, existen otros canales tradicionales, como las ferias del sector o las conferencias, que suponen un claro ejemplo de Inbound Marketing offline. Es decir, las empresas acuden a entornos en los que el potencial cliente está presente, tiene un declarado deseo de informarse y cuenta con total libertad para prestar atención a los contenidos y propuestas que resulten de su interés.

inbound-marketing-mentiras

#3 Todo el mundo puede y debe escribir contenido

En esta ocasión vamos a considerar esta afirmación como una verdad a medias. En nuestro artículo sobre 6 grandes errores de marketing de contenidos, ya te advertimos del peligro que supone hacer que tus propios empleados escriban y creen el contenido del blog corporativo.

La cuestión es que, aunque todo el mundo “puede” escribir, no todo el mundo está preparado para crear un contenido de calidad, ni mucho menos tiene el tiempo suficiente para hacerlo. Las visitas al blog de tu empresa van a invertir apenas unos segundos en juzgar el contenido, y decidir si quedarse o no a examinarlo. Si el contenido no es de alta calidad, no sólo se irán de allí rápidamente, sino que difícilmente regresarán.

Los contenidos publicados por tu negocio son una de tus principales cartas de presentación. La primera imagen es la que cuenta. Asegúrate de que sea óptima.

#4 Cuanto más contenido mucho mejor

Precisamente, en este otro artículo hacíamos alusión a una de las estadísticas más malinterpretadas en el mundo del marketing de contenidos. De acuerdo con los datos publicados por Hubspot, en el 2015 aquellas compañías que publican 16 posts mensuales consiguen un 350% más de tráfico que las que publican 4 post mensuales. Estadísticas semejantes a éstas han sido repetidas hasta la saciedad.

Es curioso cómo las estadísticas pueden ser empleadas para enviar un mensaje desvirtuado.

La fundadora de Brain Traffic, Kristina Halvorson ya advirtió hace tiempo de que más contenido no equivale a más ventas o una mayor involucración del potencial cliente.

Si el contenido publicado no es fruto de una cuidada estrategia de negocio y cuenta con una calidad excelente, lo único que conseguirás es atraer a una enorme cantidad de curiosos que, o bien no tienen interés en tus productos o servicios, o bien terminarán por ignorar un contenido de escaso valor.

#5 Los contenidos extensos/cortos son los que mejor funcionan

Lo más gracioso de este asunto es que nadie parece ponerse de acuerdo. QuickSprout afirmó que los contenidos más largos convertían mejor. Sin embargo, OSTRaining dijo lo contrario. El debate estaba servido y cada cual intentaba posicionarse de la mejor manera posible. Quizá, al fin y al cabo, la respuesta no esté en la longitud, sino en la calidad del contenido y su capacidad para calar en la audiencia a la que está dirigido.

Al igual que pasaba con la creación de contenido en grandes cantidades, el volumen no es la principal métrica que debes utilizar para guiar los esfuerzos de marketing digital de tu negocio.

  • En primer lugar, necesitas conocer a tu cliente digital de manera que sepas cómo dirigirte a él.
  • En segundo lugar, es imprescindible definir el estilo editorial del blog de tu negocio. ¿Qué personalidad queréis imprimir a vuestros contenidos? ¿Cómo vais a dirigiros a vuestros potenciales clientes? ¿Qué tipo de contenidos necesitan? ¿Con cuánta regularidad?
  • Una vez, estos principios estén establecidos, será necesario hacer pruebas para examinar la reacción de la audiencia.

En ShowerThinking, estamos convencidos de que el Inbound Marketing es una filosofía de cómo se deben hacer las cosas. Sin embargo, proponemos realizar un cambio gradual a partir de la situación real de las ventas de cada empresa, y muchas veces esto conlleva utilizar técnicas outbound.

Empieza por lo más sencillo:

Olvida los dogmas que las agencias de marketing o Inbound marketing hayan podido imprimir en tu mente. Revisa tu estrategia de marketing, e identifica todas aquellas prácticas que hayáis estado llevando a cabo hasta ahora sin que hayan sido previamente cuestionadas. Ponlas a prueba con nuevas alternativas.

Publicada en noviembre 2015 y actualizada en junio 2017 con más información.



Joaquín Pais
Joaquín Pais
CEO en ShowerThinking. Consultor y Ponente en conferencias sobre marketing digital e inbound marketing.

Escribe y pulsa Intro para buscar